El verano

No es el verano en sí sino lo que representa y la realidad es que el verano huele a manada saliendo de su rutina para desenmascar su verdadera personalidad, es el evangelio de la mediocridad,… Sigue leyendo