El número de suicidios y de enfermedades mentales se dispara y nadie sabe por qué. A ver, no soy experto, pero cuando creces escuchando diariamente que no hay futuro, que no va a haber trabajo para ti y que, si lo hay, será precario, que te vas a morir de hambre, que estudiar no vale para nada porque hay un techo de cristal para todos los que no sean ricos y que no solo no vas a tener pensión sino que tus padres se van a morir en residencias que cuestan tanto que, para pagarlas, van a tener que vender la casa, esa que tú pensabas que ibas a heredar, pobre iluso, y que la carne da cáncer y el azúcar es malo, que no se pueden comer animales, que los pedos de las vacas van a destruir el planeta y el cambio climático es irreversible, que es cuestión de años que nos vayamos a tomar por el culo porque lo ha dicho Greta, que el aire es una basura y el mar va a acabar con tu ciudad, que si eres mujer no tienes ni una posibilidad y, es más, que te van a violar antes o después porque los hombres son unos bárbaros estructuralmente violentos, incluidos tu padre y tu abuelo, y que la vida en pareja es un estado de dominación patriarcal, y que si eres varón te puedes ir despidiendo de tus hijos si a cualquier tarada le da por sacar el comodín y que si además se llama Juana puede secuestrarlos de modo impune pero el violador eres tú, así que mucho mejor el porno, que el sistema te explota, que el capitalismo es una cárcel y el emprendedor un miserable, que vas a tener que ir con mascarilla siempre porque el de enfrente es un peligro en potencia y que dan igual las vacunas porque ya te ves venir que las restricciones van a ser eternas, y que te va a destrozar la juventud esta panda de analfabetos que tenemos al mando, y que la maternidad es un error, que los niños te destruyen la vida, que tu identidad de género es un constructo y que no puedes saber si eres niño o niña, que puedes incluso fluctuar, y que si te gustan los del otro sexo de modo inequívoco es por imposición de la sociedad, y que Dios no existe, que los curas son unos violadores, que la moral es líquida, que te van a aprobar en el instituto hagas lo que hagas y que ha dicho la loca de Yolanda que «si alguien presenta su currículum, tiene más de 45 años, es mujer, migrante y de un colectivo LGTBI, la posibilidad de acceder al mercado de trabajo español es ninguna», por lo que ni lo intentes, estás acabada de base, no vales para nada y además te va a dar igual porque va a haber un apagón y un desabastecimiento generalizado, y que si te esfuerzas y te va bien eres, sin duda, un facha, porque la meritocracia es un invento de la extrema derecha que esconde la violencia estructural hacia los desfavorecidos, que viajar contamina y que lo bueno es vivir solo y envejecer comiendo brotes de soja, fumando porros y jugando a la Play….pues qué quieren que les diga, señores expertos.

El día que señaléis a los responsables y paguen por lo que están haciendo, ya será tarde para muchos.

(Esta columna se publicó originalmente en ABC el 19 de noviembre de 2021. Disponible haciendo clic aquí).