Anuncios

Contra el ridículo electoral

Lo mínimo que se le puede pedir a una escultura es que no se mueva. El resto, detalles. En cuanto a un político, lo mínimo que se le puede pedir es que no… Sigue leyendo

Infantilizar la sociedad

Estos días hemos visto una campaña de El Corte Inglés felicitando el día de la madre, en la que se podía leer: “97% entregada. 3% egoísmo. 0% quejas. 100% madre”. FACUA no ha… Sigue leyendo

Primavera socialdemócrata

Como Robert Duvall en Apocalypse Now: “Me encanta el olor de la socialdemocraciapor la mañana. Huele a victoria”. ¡Ah, qué bello despertar el del progreso luchando contra el mal, contra el capital, contra los malvados mercados,… Sigue leyendo

Las malas compañías

Tezanos tenía razón. De hecho, ha pecado de prudente. Todos nos hemos reído de sus pronósticos, pero ahora vemos que no solo eran ciertos, sino que se quedaban cortos. Toca asumir que España… Sigue leyendo

Tener razón antes de tiempo

  La revuelta de las comunidades de Castilla supone, para muchos, la primera revolución liberal de la historia, dos siglos y medio antes que la revolución francesa. Cabe recordar que eso es más… Sigue leyendo

DE KU-KLUX-KLANEROS Y MEAPILAS

No sé qué tiene que ver la república con la fe, pero a la vista está que hay fobias que el tiempo no cura. Ya toda España ha visto como algunos gritaron el… Sigue leyendo

RÉQUIEM POR UNA ÉPOCA

Mis primeros recuerdos son la zona de La Antigua a rebosar en una fiesta salvaje que duró casi veinte años, con el césped destrozado y litros de alcohol corriendo por tus venas, mujer,… Sigue leyendo

Querido León

Es de noche y acabas de nacer. La ciudad está en calma, la temperatura es agradable, todo funciona como debe y aparentemente no ha cambiado nada, excepto que en realidad ha cambiado todo.… Sigue leyendo

AYUNO Y ABSTINENCIA

Los fines de semana me despierto pronto, tan pronto que me da vergüenza salir a la calle porque pienso que las señoras con las que me cruzo van a pensar que no salgo,… Sigue leyendo

Retrato de familia

Yo no pido que sepas a dónde vas, pero me parece imprescindible tener muy claro de dónde vienes. Podemos actuar como niños malcriados, abrazando la frivolidad del materialismo, exigiendo derechos con la bocaza… Sigue leyendo