Manifiesto del Partido por la Felicidad del Pueblo

1. La crisis la empezaron unos señores muy malos muy malos que querían jodernos. Fuman puros, tienen reuniones secretas y conspiran en privado para joderte la vida a ti, un importante ejemplar de una importante región de un país llamado a ser protagonista del mundo actual.

2. Los malvados mercados son unos chavales engominados de Nueva York que quieren explotar a la humanidad invirtiendo en las empresas que fabrican los productos que la humanidad demanda. Qué hijos de la gran puta.

3. Los bancos eran unos psicópatas y tienen la culpa de todo porque daban hipotecas a quien no debían para hinchar la burbuja. Si bien, los bancos son unos psicópatas por no dar hipotecas a quien no deben para no volverse a quedar con el culo al aire y no volver a ser rescatados. ¿Ejecutar un aval? Serán bastardos estos fascistas…

4. El rescate a los bancos es una estafa. Que se hundan, así son las leyes del mercado. Pero poco. Hay que rescatar a los bancos para que no dejen a sus clientes arruinados. Especialmente si el cliente eres tú. No queremos otra burbuja. Pero queremos poder emanciparnos y comprarnos todos una casa. A la vez. Y que no haya burbuja. Si, eso los despistará.

5. Es necesario que los políticos lleguen a acuerdos y se unan y dejen de discutir. Ahora bien, que no se les ocurra tomárselo en serio y lleguen a acuerdos de gobierno y se unan porque jamás se lo perdonaremos. Sería sin duda para perpetuarse en el poder.

6. La democracia representativa es una estafa. Queremos democracia directa a no ser que la gente vote otra cosa diferente a lo que nosotros queremos, claro…¡Quien se habrán creído estos disidentes! ¡Cómo se les ocurre tener mayorías relativas o mucho menos absolutas a los partidos a los que nosotros no queremos! Aunque los voten siete de cada diez españoles. Mandamos nosotros.

7. La deuda es una vergüenza intolerable. Hay que endeudarse lo que sea necesario para mantener el estado social, pero cumpliendo a la vez el objetivo de deficit de Maastricht, no sea que nos echen de esta Europa que por cierto, nos la suda.

8. Es injustificable que haya pobres, gente sin casa, gente con hambre… Los políticos tienen que hacer lo que les digamos nosotros (nosotros en sentido estricto, claro) y ocuparse de que no haya nadie en situación de pobreza. Pero sin recortar sanidad, educación, infraestructuras, cultura, ayudas a agricultura, ayudas a las familias, policía, limpieza, justicia, agentes forestales, conservatorios, ayudas al folklore local, conciertos en cada plaza mayor, una farmacia completa y gratuita en cada hogar y demás. Y el cine, joder, el cine. ¡Hágase! ¡Y hágase ya!

9. Hay que bajar los impuestos a todos y subirselos a los ricos, pero que no se vayan a invertir a otro lado. Por la fuerza si es necesario.

10. Los políticos son unos subnormales. Todos. Aquí abogado del estado o registrador de la propiedad lo puede ser cualquiera. Nosotros no lo somos porque no queremos. Son unos subnormales. Los listos somos nosotros, que sabemos perfectamente cómo salir de la crisis.

 

Tendremos lo que pedimos. Ese será nuestro castigo.

Anuncios