Consejos para una hija (parte III)

parablog

  1. El mundo no se divide en ganadores y en perdedores. Lo que hay es gente que a veces gana y a veces pierde. Una derrota, por más importante que haya sido, no puede marcar a fuego una señal de perdedor en el lomo de nadie, como si fuera ganado. Y el que quiera poner ese hierro candente en alguien, es un ganadero.
  2. Respeta al artista. Esa persona tiene una manera de ver el mundo particular, una sensibilidad, unas capacidades especiales y merece un respeto. Son inaguantables, pero si no fuera por ellos, esto sería horrible. Tienen algo que los demás no tenemos.
  3. Abre siempre la mejor botella del vino que tengas, es una cuestión de respeto a la vida, a ti misma y a tu invitado.
  4. Cuando dos personas se enamoran están haciendo lo correcto.
  5. Creo sinceramente que no hay manera de saber si lo estamos haciendo bien, porque no tenemos un molde, una plantilla que ponernos encima para compararnos con lo ideal. Solo puedes compararte con la mejor versión de ti misma, y esa versión es aquella en la que más amor, compasión, generosidad, sonrisas y cariño eres capaz de dar a los demás.
  6. Yo todos los días me voy a la cama pensando que he sido o muy blando o muy duro contigo. Rara vez digo “Lo he hecho perfecto”. Pero, en caso de duda, mejor me paso de cariño que de lo contrario. Haz lo mismo. Nunca es demasiado cariño.
  7. Tu amigo nunca se olvidará de que fuiste al funeral de su padre o de su madre, así que vete aunque no te apetezca. El respeto ante la vida se gana cada día, mirando a la muerte a los ojos, sin excusas. La amistad, la elegancia, la clase se demuestran en este tipo de momentos.
  8. Este planeta es el más bello de los que conocemos. Mira la naturaleza, los ríos, los bosques, la lluvia, el arco iris, la playa y sé consciente de que esto es un regalo inmenso. Y si no me crees mira Marte o Mercurio. Su cielo no es azul.. Esto son unas vacaciones que nos regalan. Disfrútalas cada día.
  9. Llama a tu madre.
  10. Todo ser vivo lo es fundamentalmente por el carbono, es decir, eres algo orgánico, cambiante, dinámico. No hagas planes basados en una supuesta estaticidad porque dentro de cinco años mirarás atrás y no te reconocerás, del mismo modo que ahora no entenderías tus motivaciones de dentro de cinco años.
  11. Ya eres lo que quieres ser, porque de modo inconsciente has caminado para llegar a ser esto y no otra cosa. No tenemos la valentía suficiente para vivir la vida que decimos que queremos, por eso la envidiamos. Porque, en el fondo, no la queremos. Vas a llegar a ser lo que puedes llegar a ser.
  12. No te atormentes con tu ideal, con mejorar, con ser una heroína. Eres una persona, solo eso. Vívete desde la experiencia de ser y no desde la ambición de convertirte en tu ideal, porque ese ideal no es otra cosa que tu ego y tu ego es tu enemigo. Hemos de servirnos de él para avanzar, pero él no puede servirse de ti para pararte.
  13. La vida es la mayor aventura, pero eso sólo lo comprenderás cuando entiendas que la vida que tienes es la que tú necesitas para avanzar. Has de interpretarla. Nadie puede hacerlo por ti.
  14. Ahorrar sin motivo es despreciar el dinero y la vida. Se ahorra para algo, juntar para el mañana es una paletada. Mañana nos ocuparemos del mañana. Hoy de hoy. Con cabeza, pero sin miedo. Si fuera por ahorrar, nunca conoceríamos California.
  15. La opción con mejor relación calidad/precio, la descartamos de base. Vivir no es comprarse un Skoda Octavia, es algo mucho más personal. Y menos racional.
  16. La gente no te critica a ti. En el fondo, y aunque no lo sepan, ellos critican a los que te aplauden.
  17. Los que no creen en Dios, cuando mueren, también están con Dios. A Dios no le importa que no creas en él, igual que a mi no me importa que no creas en el arroz basmati o en los tigres de Bengala.
  18. Intenta conocer las tradiciones de tus antepasados. No eran gilipollas y casi todo tiene sentido. Si no te gustan, no las sigas. Pero respétalas y asúmelas como propias.
  19. La opción correcta suele ser la que te hace más feliz.
  20. Cachopo. Investiga sobre ello. En serio.
  21. Tu parentesco es con toda la humanidad. Tu descendencia será toda la humanidad. Nuestro camino es individual, pero al final seremos uno. Lo que das a los demás te lo estás dando a ti mismo.
  22. Si sólo leyeras obras maestras no te daría tiempo a leerlas todas, así que como para leer basura…. No pierdas el tiempo. Voy a intentar hacer una biblioteca esencial. Pediremos ayuda a Tallón.
  23. Tienes que leer mucho, hay que ser muy imbécil para no interesarse por lo que pensaba Borges, Cervantes, Unamuno o Shakespeare acerca de los problemas que tú también tienes. Si no lees vas a ir haciendo el ridículo sin saberlo. Las personas que hacen el ridículo sin saberlo dan mucha pena.
  24. Descubre la alta cocina. Creo que es el culmen de la evolución humana. Muchos no la conocen o no la valoran. Suele ser por desconocimiento. Hasta que alguien no te inicie no la valorarás, aunque a estas alturas supongo que ya te conocerán por tu nombre en cada restaurante de este país.
  25. La gente que vivió antes de Cristo no sabía que vivía antes de Cristo. Así, nosotros tampoco sabemos antes de qué vivimos. Pero estamos en los antecedentes de algo. De algo bueno. Sonríe.
  26. La muerte es una mierda porque te priva de XXX. (Completa la frase y acto seguido dedica tu vida a XXX)
  27. Hay que estudiar en la juventud. No para encontrar un mejor trabajo. No para ganar más dinero. Hay que estudiar para entender el mundo.
  28. Cuando naciste, de camino al registro, di las gracias a la Virgen de las Angustias. Solo quiero que lo sepas.
  29. No te pintes mucho la cara, por favor. Esto no es un consejo, es una súplica. Estoy de rodillas.
  30. Como decía el profesor Keating, el sentido de la vida es “que tú estás aquí, que existe la vida y la identidad. Que prosigue el poderoso drama y que tú puedes contribuir con un verso. ¿Cuál será tu verso?”.

Click aquí para ir a Consejos para una hija (parte I)

Click aquí para ir a Consejos para una hija (parte II)

Anuncios