Consejos para una hija (I)

2013-01-11 17.09.34

Por si acaso no me da tiempo a decirtelo en persona, te lo dejaré escrito para que lo leas cuando lo necesites. Sin prisa, pero sin pausa. No busco la belleza ni impresionarte, solo ayudarte si te pudiera hacer falta mi ayuda y no estoy. Soy tu padre, no un poeta que quiera conquistarte. Así que apunta, nena:

  1. En algún lugar dentro de ti está quien eres de verdad. No lo pierdas de vista nunca y no te creas lo que los demás te dicen que eres porque corres el riesgo de darles la razón sin darte cuenta. Tú sabes quien eres.
  2. Por lo general, las personas una por una merecen la pena y te van a echar una mano si eres sincera y generosa con ellas.
  3. Las masas son peligrosas y no tienen razón.
  4. No se puede fingir la bondad. Se nota.
  5. No esperes nada de nadie. Todo lo bueno que venga de los demás será una sorpresa que celebrar, pero no cuentes con ello ni construyas sobre la base de lo que esperas de los demás.
  6. No pasa nada por sentirse débil o sin fuerzas para seguir adelante. Pero que sepas que es falso. Tienes fuerzas de sobra porque si no te morirías. Si no tengo razón, pon en mi lápida “Mi padre era gilipollas” a modo de venganza. Te lo dejo pagado.
  7. Las cosas suelen terminar bien si actúas de modo honesto y generoso, pero sólo lo comprobarás al final. Hasta entonces, intenta creerme y persevera en esa actitud.
  8. Lo más probable es que no tengas un éxito arrollador en tu profesión o hobby, pero tener pasión te llevará muchísimo más lejos de donde llegarías si tuvieras una actitud derrotista. Mantén esa pasión encendida lo mejor que puedas.
  9. Te pagan en función del valor de lo que produces. No puedes, por lo tanto, acceder a bienes o servicios de mayor valor del que hayas generado previamente. Si quieres lujos, produce previamente el doble del valor del lujo al que quieres acceder. Es una cuestión de talento y de esfuerzo. No todos lo tienen.
  10. Si no tienes talento y capacidad de esfuerzo, acostúmbrate a vivir sin muchos lujos.
  11. Es mejor que te deban un favor a que te deban dinero.
  12. Absolutamente todo es dinámico. No te aferres demasiado a nada. Trabaja el desapego desde ya. Necesitar a alguien es depender de alguien y entonces estás muerta.
  13. Es básico aprender a decir NO, aunque quedes mal. Solo así puedes llevar a la realidad el teórico libre albedrío.
  14. Una intuición es algo racional, pero inexplicable. Fíate de ellas.
  15. Piensa y planifica como si fueras a perder pero actúa como si fueras a ganar. Lo contrario es hacer el ridículo.
  16. Se conservadora en la pérdida y arriesgada en la ganancia. Lo contrario no tiene sentido pero es lo que la gente hace, no me digas por qué. Mantienen posiciones perdedoras en bolsa de modo indefinido y cuando ganan venden inmediatamente. Están locos estos romanos.
  17. No hables mucho, te vas a generar problemas y además no te van a entender casi nunca.
  18. Necesitas poco para vivir. La mayor parte de lo que crees que necesitas es accesorio y no merece la pena el esfuerzo que haces para conseguirlo.
  19. No tengas miedo, es un pésimo consejero. La mayor parte del sufrimiento llega por cosas que no van a suceder jamás.
  20. No te infravalores. No te sobrevalores. De hecho, no te valores en general.
  21. No anticipes lo que va a pasar a continuación.
  22. Todo cambia a mejor o a peor de repente. Es algo drástico. No puedes prepararte para ello.
  23. No esperes una vida de acción. La acción aparece de vez en cuando, pero es excepcional.
  24. Hay gente que te quiere y gente que no. Los segundos no son malos ni tontos por ello. Ni los primeros son por ello buenos y listos.
  25. El amor es una cosa que comienza y termina. Asúmelo cuanto antes y sin dramas.
  26. El voluntarismo es inútil. El hecho de desear algo con todas tus fuerzas no lo hace posible ni real. Supongo que Coelho ya estará muerto cuando leas esto, pero si lo lees te vas a partir de las chorradas que decía. Después de él, como humorista me quedo con Eugenio.
  27. Todo el mundo cree que es más inteligente que la media, lo cual es matemáticamente imposible. Pero la realidad es que la matemática es infalible y la mitad de la gente es más tonta que la otra mitad. Hay poco talento en general.
  28. La felicidad no viene de la diversión sino de la paz interior. La paz interior viene siempre que tengas la conciencia tranquila. La conciencia tranquila viene del punto 1.
  29. Estoy prácticamente convencido de que hay vida después de la muerte, pero no estoy seguro. La energía ni se crea ni se destruye. Y eres energía, una vibración de onda. Masa es a materia lo que vibración es a energía.
  30. No tomes decisiones importantes los viernes ni los domingos. Las decisiones se toman los miércoles a la hora de comer.
  31. Amigos son los que te llaman, porque son los que te quieren ver. El resto son otra cosa.
  32. Muchos se van, otros llegarán. No pasa nada. Tu también te irás al fin y al cabo.
  33. En cada vida hay dos o tres momentos trágicos, que no dependen de ti. Cómo reacciones ante ellos te harán ser una persona más madura y reforzada o una desgraciada. Eso sí que depende de ti.
  34. Hay gente que te eleva y gente que te hunde. Pasa tiempo con los primeros y evita a los segundos.
  35. Buscar tu propio beneficio y defender tu interés es legítimo y moralmente aceptable. Lo contrario es suicida y antidarwinista. Lo inmoral es desposeer a alguien de su capacidad para ser racional, es decir, de su inteligencia, es decir, de su única arma para sobrevivir. Al que te diga que buscar tu propio beneficio es de malvados, le puedes llamar malvado.
  36. Ser generoso es compatible con el punto 35. Ser generoso es defender tu interés, resulta que es mucho más práctico ser buena gente que mala gente.
  37. Los malos no saben que lo son. Creen que son los buenos. Nosotros somos de los buenos y los buenos vamos a ganar.
  38. No te olvides de quien creyó en ti y te dio oportunidades. Les debes todo por honor, y la deuda es eterna. Tienes que estar a la altura para cuando te necesite.
  39. Las revoluciones son cosas de salvajes. Nunca salen bien y muere gente a lo tonto. Hay que hacer cambios constantes y poco a poco.
  40. Madurar es ser consciente de que hay cosas más importantes que tú.
  41. La gente inteligente es capaz de defender una cosa y su contrario. Si no entiendes a tu enemigo no puedes ganarle.
  42. La gente que trate mal no merece la pena. Sal de ahí. No hay placer en el castigo ni en el dominio ni en el sometimiento.
  43. Hagas lo que hagas va a haber alguna gente que te critique, otra que te apoye y la mayor parte a la que le da exactamente igual. Por lo tanto, no busques la aprobación.
  44. Ser radical no es lo mismo que ser extremista. Puedes ser radicalmente demócrata, por ejemplo. Si estás convencida de algo, has de ser radical en tu posición, el relativismo habrá fracasado cuando leas esto.
  45. Es probable e incluso sano que cambies de opinión. Cuando suceda, admítelo y no te quedes en posiciones en las que ya no crees solo por arrogancia.
  46. Comprarás y venderás, pero nunca fabricarás. Es demasiado riesgo.
  47. Toda persona con la que trates es una suma de miedos heredados por su pasado y de esperanzas con las que mira al futuro. Si analizas sus miedos y sus esperanzas entenderás por qué hace lo que hace. Y si quieres influir en ello, has de lograr que encuentre un motivo para hacerlo sobre la base de esos miedos y esas esperanzas. Hazlo sobre la emotividad. La emoción lleva a la acción; la razón solo lleva a conclusiones.
  48. La gente inteligente es la que se adapta.
  49. El clasismo es una gilipollez. Pero el elitismo no. No puedes juzgar a alguien por su raza, sexo, credo, condición sexual, nivel económico, etc. Pero si que puedes apartarte de los idiotas. Los idiotófobos molamos.
  50. No te atormentes demasiado: no vas a leer tus memorias.

Click aquí para Consejos para una hija (parte II)

Click aquí para Consejos para una hija (parte III)

(in english here)

Anuncios