Año II

Este blog fue leído más de 110.000 veces en el año 2014, y se hizo desde 119 países. Esto quiere decir que en más de 110.000 ocasiones, alguien, en cualquier parte del mundo, se ha tomado la molestia de leer alguno de mis escritos. Teniendo en cuenta que el año pasado fueron 14.000 personas, pues la cosa no está nada mal. Personalmente me considero un afortunado por poder escribir entre la lluvia, por poder escribir entre la escarcha y por no tener que hacerlo a oscuras, ya que alguien me lee, y eso lo es todo porque escribo para decir quién soy. Escribo para que alguien me entienda. Cuando alguien dice “me encanta lo que escribes” lo que quiere decir es “me encanta lo que piensas”, es decir, en última instancia “me encanta quién eres” o al menos “me encanta quién puedes llegar a ser”. Llegando al fondo del asunto, todos escribimos para que nos quieran, esa es la verdad.

Magnífico Margarito Saved My Life. Cuando comencé a escribir (hace año y medio) jamás supuse qué podía significar, pero dejadme que os lo recomiende encarecidamente a todos y cada uno de vosotros. Escribir hace que ordenes los pensamientos de un modo diferente, que los trabajes, que deseches basura, que los completes y sobre todo que intentes entender las cosas a través de un estilo, del que sea. Del tuyo. No pretendo más que una cosa: crear un universo propio y reconocible. Que cuando alguien lea algo mío, huela ese universo. Aunque ese olor no le guste.

A los que nos les gusta ese olor y dedican parte de su tiempo en criticarme, mi agradecimiento también. Si nadie te critica es que no has dicho nada o no lo has dicho con un olor suficiente reconocible, de manera que la existencia de haters confirma que estoy diciendo algo. Yeah.

Par los que tenéis curiosidad, lo más leído este año por vosotros ha sido:

Algunas madres

Consejos para una hija (I y II)

Carta de amor y pena a Valladolid (I y II)

Save The Cuñados

Carta a un idiota cualquiera

Es decir, clasicazos. Entre medias hay casi otros cien escritos, que despiertan menos interés, pero que son la esencia de este blog y de este escritor, que son los que realmente muestran lo que quiero transmitir, más allá de estadísticas. Por ejemplo, puedo entender que “El Adjetivo” solo se haya leído en 137 ocasiones. Pero no puedo entender que “Cortarse la coleta” solo tenga 330 lecturas… Hay muchos más ejemplos, pero todo esto me está haciendo pensar que hay material para blog y material que debería ir a otros formatos…

Por eso, 2015 se presenta movido. Además del blog y de esos otros formatos, continuo con la novela, que va –sangre, sudor y hierro- viento en popa. Seguramente llevará por título Marketing Blues y espero que esté lista a mediados de año. También quiero realizar una expo de textos muy especial. Veremos cómo y dónde. Por otra parte sigo pensando que debería escribir un libro centrado exclusivamente en Consejos para una hija donde recopile no solo los cien consejos publicados en el blog sino muchos más y donde sume todos los textos dedicados a ella así como todos los textos nuevos que surjan para ella. También creo que Algunas Madres” da para libro, para teatro, para serie y para lo que queramos y de hecho creo que sería un exitazo a tenor del número de lecturas y del interés que despierta.

Pero lamentablemente, no he conseguido encontrar aún a una sola persona que quiera escuchar mis ideas o proyectos. Sé que llegará el momento, aunque no sé cómo. Sí, estoy pidiendo ayuda a gritos. Mientras llega, seguiré escribiendo, que es lo que los escritores hacemos mientras alguien quiera leernos. A pesar de la lluvia, a pesar de la escarcha.

Anuncios